miércoles, 1 de julio de 2009

FUIMOS UNOS CUANTOS....

El día de ayer un puñado de organizaciones nos reunimos al sur de la Ciudad de México, cobijados todos bajo el objetivo común de " VOTA ANULANDO TU VOTO" , buen principio , pero sólo eso , el resultado de lo dicho en esa reunión no se puede acotar en un pragmatismo electoral, ni mucho menos abrogarnos el derecho de una supuesta emergencia para elaborar puntos que abonen una reforma electoral.

El movimiento anulista y más que el movimiento, el voluntarismo ciudadano de anular su voto no es más que el reflejo de las superficie del agua , este reflejo está ocultando la profundidad del mismo.

El síntoma anulista tiene como trasfondo el descontento nacional sobre la situación que guarda la nación en todos los aspectos que le incumben, ya sean económicos, sociales, políticos, de desempleo, seguridad nacional, etc.

El querer encontrar en el espejo del agua la solución es tanto como tratar de tapar el sol con un dedo.

Para nosotros el 5 de Julio representa la encuesta nacional que pacíficamente se manifiesta diciendo "NO MAS”, no más de lo mismo, no más de los arreglos ni de los distractores políticos .

(alguien recuerda ahora la lucha por la supuesta privatización del petróleo? alguien les recordará a los actores políticos, todos, que se desgarraron las vestiduras en pro o en contra de la supuesta privatización ? que uno de los acuerdos para no desnacionalizar la empresa petrolera era la de ofrecer a los ciudadanos mexicanos bonos o acciones a precios populares de la paraestatal y que una vez consensado en el Congreso la obligación del ejecutivo era poner a disposición ya de los ciudadanos estas acciones y hace algunos días el Director de PEMEX cínicamente dijo , no hay condiciones para hacerlo y con esto, se pone fin al engaño , ¿cómo los ciudadanos podemos exigirle a los actores políticos el incumplimiento de este compromiso?)

Los analistas , los politólogos, los académicos quieren acotar el movimiento del voto nulo en un desencanto por los Partidos Políticos en un desencanto por un control de gastos de los partidos políticos ( aunque más del 40% del gasto electoral que suma a partidos políticos y el IFE se le destina a la Telecracia ), esto es una realidad a una falta de rendición de cuentas, etc.

Noooo, el movimiento anulista es la primera reacción ante la descomposición del sistema político mexicano, la descomposición de la esperanza ante cualquiera que supuestamente nos representa.

Este 5 de julio sino pretendemos abrogarnos la paternidad y la maternidad del movimiento, tendremos que fijar puntos de partida para concensar la gran agenda nacional y fijar ahí la prioridades que una consulta nacional nos reclame.

Este 5 de julio tendremos que fijar el llamado nacional para acabar con la simulación política, solo aquéllos que les conviene el sistema político nacional como está no concurrirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada